Entre Millennials y Generación Z, la tarjeta de débito ha encontrado su lugar

Magdalena Ovalle

Analista de Contenido @ Kushki

August 25, 2021

3 min read

Todos sabemos que con la pandemia, el gasto en e-commerce y la frecuencia con la que los latinoamericanos compramos en línea aumentó considerablemente. Dado que el virus del Covid-19 fue la causa de los confinamientos, fue casi obvio que el uso del efectivo, al ser un transmisor de bacterias, bajará drásticamente. De hecho, según el décimo Informe de Tendencias de Medios de Pago, de Minsait Payments, más del 50% de la población adulta bancarizada internauta redujo o abandonó de lleno el uso de efectivo.

Lo que no todos esperaban y que en algunos países fue una sorpresa es que el uso de la tarjeta de débito como medio de pago en línea fuera al alza. En Chile, el gasto con tarjetas de débito en el segundo trimestre de 2021 aumentó 102%, más que duplicando al segundo trimestre del año anterior. En la región, datos de Visa indican que el uso de débito creció cuatro puntos porcentuales en diciembre de 2020 versus diciembre de 2019.

En Estados Unidos, la tendencia fue la misma: en el primer trimestre del año fiscal de Visa (que termina el 31 de diciembre) los pagos con débito crecieron 21% comparado con el año anterior. Las proyecciones planifican exactamente lo mismo, porque se espera que el segmento de pagos con débito crezca exponencialmente. Según Americas Market Intelligence, en 2020 el débito se llevó el 11% de las compras en e-commerce y se pronostica que llegue a 15% en 2023. Eso si, con un TCAC (tasa de crecimiento anual compuesta) de 26% para 2023.

Las razones que explican el alza

Si se buscan explicaciones de por qué el débito está siguiendo ese comportamiento, las razones son variadas. Por un lado, las tarjetas de débito en muchos casos no cobran cargos por servicio (como sí lo hacen las tarjetas de crédito).

Pero también, estudios dicen que se debe a algo generacional. Un reporte de Deloitte encontró que un 52% de los pertenecientes a la Generación Z y un 41% de los millennials prefieren usar las tarjetas de débito por sobre las de crédito. Una parte de eso se debe a que las personas menores a 21 tienen más limitaciones para obtener tarjetas de crédito sin un historial laboral, pero esto podría marcar una tendencia para los años que vienen.

También, está el tema de la deuda. Las cifras demuestran que los consumidores más jóvenes están acumulando menos deuda de tarjetas de crédito en comparación con sus padres o predecesores. Un estudio de la Reserva Federal de Estados Unidos arrojó que la generación más joven de consumidores en 2016 (millennials) acumulaba un promedio de US $1.800 dólares en deuda, comparado con la generación anterior (Gen X), que acumulaba US $3.400 a su misma edad, ajustando el monto por inflación al valor actual.

Las experiencias también aportan al fenómeno, porque está comprobado que los millennials y los jóvenes de la Generación Z han sido lo más impactados por las crisis financieras (como la Gran Recesión en 2008 y la pandemia), lo que los hace más aversos al riesgo y a acumular deuda. Los consumidores más maduros tienden, al contrario de sus hijos, a valorar el crédito porque en el pasado lo han usado para pagar una casa o comprar automóviles.

Como valor agregado, en la encuesta realizada por Deloitte, casi dos tercios de los encuestados respondieron que era aún más probable que empezaran a usar más tarjetas de débito si es que estas llegan a ofrecer programas de acumulación de puntos o de recompensas como lo hacen las tarjetas de crédito.

Queda claro, entonces, que el débito es un medio de pago que va a ir tomando cada vez más fuerza. Tener una pasarela de pagos que procese tarjetas de débito en e-commerce es clave. En Kushki lo ofrecemos como método para pago único o para suscripciones con una periodicidad definida, buscando la comodidad del comercio y de sus clientes, con los más altos estándares de seguridad.

Would you like to keep up to date with our content? Subscribe to our mailing list.